Los animales que más asustan del mundo

Los animales que más asustan del mundo

Los animales que más asustan del mundo

Unas veces por el peligro potencial que representan para el ser humano, o simplemente por poseer una intimidante presencia, ciertos animales pueden resultar espeluznantes. Hoy repasamos un top ten, de los más que nos pueden asustar.

Cocodrilos

Cocodrilos,  animale que más asusta del mundo

Con un cuerpo escamoso y mirada amenazante, el cocodrilo americano es uno de los animales más temidos del planeta. De acuerdo con el Zoológico Nacional Smithsonian, estos reptiles crecen hasta 3.3 metros de largo como promedio, y pesan hasta 204 kilos. Aunque algunos varones alcanzan la asombrosa cifra de 453 kg. La cola de un cocodrilo puede empacar un golpe y es capaz de romper huesos con un solo swing, pero la verdadera fuerza del animal se encuentra en sus mandíbulas.

La mayoría de los caimanes tienen de 74 a 80 dientes en la boca, pero en realidad es la poderosa pinza el arma con que el cocodrilo embiste a su presa, la cual hace el mayor daño. Por eso, los expertos sugieren que la mejor manera para conseguir que un caimán afloje su mordida es perforándole los ojos, la nariz o los oídos.

Coyotes

Coyotes, animales que más asustan del mundo

Los Coyotes se consideran el enemigo público número uno para el ganado y los animales domésticos pequeños. Estas criaturas son animales ágiles, capaces de alcanzar velocidades de hasta 69 kilómetros por hora y saltar hasta 4 metros. Según la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos (HSUS), los coyotes han estado viviendo cerca de la gente durante décadas debido a las nuevas comunidades que invaden su hábitat. A pesar de las estrechas viviendas, en su mayoría son animales que prefieren permanecer sin ser detectados, a menos que haya comida cerca.

Osos negros americanos

Oso negro americano

El oso negro americano es el más pequeño de los osos que viven en América del Norte, pero sus grandes patas para nada se corresponden con la idea de ser menor que sus otros parientes. Esta bestia puede pesar desde unos esbeltos 68 kilogramos hasta 272 kilogramos, aproximadamente. Su aspecto puede dar la impresión de que es una criatura lenta, pero este oso puede alcanzar velocidades de hasta 56 kilómetros por hora y es muy peligroso si se le sorprende o provoca.

Palomas

Palomas, top de  animales que más asustan del mundo

Ornitofobia es el término médico utilizado para nombrar la fobia a las aves, pero muchas personas que no tienen una fobia bien definida, se sienten también inseguras ante estas criaturas. Se dice que la película de terror de Alfred Hitchcock, "Los pájaros", ha dejado como costumbre la inclinación de la gente de agacharse y cubrirse cuando un pájaro está cerca. Y de todas las especies de aves, las palomas parecen ser las más intimidantes.

A menudo llamadas "ratas del cielo," las palomas solían ser muy respetadas por sus habilidades mensajeras y fueron empleados durante las guerras de enviar mensajes de ida y vuelta entre las tropas y el campo base desde la Antigüedad.

El gran tiburón blanco

El gran tiburón blanco

Pocas palabras pueden desatar una huída en masa de un gran grupo de personas, como ocurriría ante la alerta de que un “¡Tiburón!” se encuentra cerca. Esta bestia de dientes afilados tiene la asombrosa cifra de 3.000 dientes y puede crecer hasta 6 metros de largo, con un peso de 2,041 kilogramos, convirtiéndose en el mayor depredador del mar. Con estadísticas como esa, parece bastante lógico tener miedo de un gran tiburón blanco, pero de acuerdo con la investigación llevada a cabo en el Museo de Historia Natural de Florida, existen más probabilidades de ser alcanzado por un rayo que atacado por un tiburón.

El vampiro americano

El vampiro americano

Este mamífero alado ha tenido una mala reputación por décadas, debido a su naturaleza nocturna y lazos anecdóticos con Halloween y vampiros. Sin embargo, la mayoría de los murciélagos en los EE.UU. prefieren los insectos, a la sangre, y en realidad ayudan a mantener nuestro ecosistema funcionando correctamente.

Se dice que existen más de 40 especies diferentes de murciélagos que viven en los EE.UU., y todos comen insectos diferentes, algunos de los cuales son perjudiciales para los cultivos agrícolas. Además de proporcionar algún tipo de control de plagas, también ayudan a polinizar las plantas, y muchos consideran que sus heces son un fertilizante natural.

Insectos de la cama

Insectos de la cama

La reputación del bichito de la cama es más grande que su mordida, que es relativamente inofensiva. Si usted sufre una mordedura de este insecto, el área podría picar, pero se recomienda no rozar el área para aplacar la comezón. En su lugar, aplique una loción contra la picazón después de que haya limpiado la zona. El problema más irritante es que puede ser muy difícil de erradicar esta diminuta criatura de su vida. Si su casa se infecta, deberá invertir una gran cantidad de tiempo, dinero y paciencia, ya que una sola visita de un exterminador no conseguirá erradicarlo. Los peores escenarios plantean deshacerse de colchones y otros muebles que puedan estar contaminados.

La rata noruega

La rata noruega

Las ratas y ratones han vivido en América del Norte más que la mayoría de los estadounidenses. Muchos de estos roedores incluso emigraron cuando los primeros colonos lo hicieron, y son tan comunes en la ciudad de Nueva York, que algunos creen que las ratas superan en número a las personas. La especie más común es la rata de Noruega, que pesa entre 340 y 538 gramos, y crece de 15 a 20 centímetros de largo. Aunque cierto folklore urbano describe las ratas como del tamaño de gatos, es muy raro que alguna pese más de medio kilo. Estos roedores se pueden encontrar en casi todas las áreas en todo el mundo, con la excepción de las regiones polares, donde la baja población humana hace que sea imposible que una colonia de ratas sobreviva, ya que se nutren de los residuos dejados por la gente.

La serpiente de cascabel

La serpiente de cascabel

La serpiente de cascabel realiza un sonido de advertencia que es suficiente para paralizar a cualquier ser humano. Con el potencial de crecer hasta 2,4 metros de longitud, esta es la serpiente venenosa más grande de Estados Unidos. Posee dos pozos de detección de calor bajo sus narices, que ayudan al cascabel a detectar a sus presas, incluso en la oscuridad. Estas serpientes también tienen una lengua bífida, que actúa como un dispositivo de navegación y una boca de bisagra que puede abrirse hasta 180 grados, por lo que les es fácil tragar varias víctimas de una vez.

La Araña viuda negra

La Araña viuda negra

Las Viudas negras masculinas, que se distinguen por sus marcas amarillas o blancas, son básicamente inofensivas. Sin embargo, es la hembra por la que usted debe estar preocupado, si se la encuentra. Esta femme fatale, con esa arca de reloj de arena roja marca en sus colmillos y abdomen venenoso, tejerá su tela mientras aguarda la caída de su próxima víctima. Una vez que un insecto se queda atrapado en su trampa, la viuda negra hunde rápidamente sus dientes en ella, y le suministra una inyección de veneno llena de enzimas digestivas en su cuerpo. Estas enzimas hacen que el cadáver del insecto sea más fácil de licuar, convirtiéndolo en un jugoso bocadillo.

Compártelo en tu red social: